NOTICIAS

Exitosas ingenieras nacionales inspiraron a estudiantes maulinas


Motivar a que más jóvenes se decidan a estudiar carreras relacionadas a ingeniería y tecnología, fue uno de los objetivos del primer “Speed Dating” de Mujeres en Ingeniería que se realizó por primera vez en regiones, en el Centro de Extensión Curicó de la Universidad, organizado por la Facultad de Ingeniería y la Fundación Inspiring Girls.

La actividad contó con la presencia de exitosas ingenieras chilenas, quienes conversaron de forma directa con pequeños grupos de estudiantes de educación media y de ingeniería. Las profesionales contaron sus vivencias desde el momento en que tomaron la decisión de desarrollar sus vocaciones y respondieron dudas y temores de las jóvenes en relación a seguir una carrera en el área.

“Participaron ingenieras de todas las áreas: bioinformática, mecatrónica, minas y mecánica, quienes fueron las únicas o de las pocas mujeres en sus carreras y en su campo laboral, ellas hoy vienen a inspirar a estas futuras ingenieras para que sepan que pueden destacar como científicas, en el campo político, en cargos directivos y como académicas.”, señaló la profesora de la Facultad de Ingeniería y primera ingeniera aeroespacial del país, Karin Saavedra, quien fue una de las organizadores del encuentro.

La investigadora agregó que “necesitamos más mujeres en la ingeniería, porque hay muy pocas y necesitamos resolver problemas complejos que enfrenta la profesión hoy, porque somos capaces de hacer bien el trabajo, igual que los hombres”.

Una de las profesionales que participó en el encuentro fue Barbarita Lara, ingeniera informática, quien creó un sistema de comunicación para emergencias vía celular que no necesita conexión a internet y que fue reconocida hace algunas semanas con el premio “MIT Technology Review: Innovadores menores de 35 años LATAM 2017”.

Luego de conversar con varios grupos de estudiantes, Lara indicó que “es un sueño hecho realidad trabajar en lo que me gusta. Siempre quise enfocarme en la innovación social y ayudar a las personas con tecnología. Creo que con la ingeniería podemos cambiar y mejorar el mundo, por ello este tipo de encuentros es genial. Las niñas no solo necesitan recursos, sino además modelos a seguir, y por eso estamos justamente acá. Hay muchas mujeres que están haciendo cosas buenas y no están siendo visibilizadas y eso hay que contarlo, comentarlo, distribuirlo”, manifestó.

Entre las expositoras invitadas se contó además la Gobernadora de Curicó, Macarena Pons; Katherine Tello, coordinadora de minería de la región del Maule; Tarina Araya, Superintendente de Ingeniería de cátodos de Minera Escondida; Marcela González, académica de Ingeniería Civil Industrial de la UTALCA; Aurea Rojas, líder del departamento de ingeniería de fragmentación en Minera Candelaria; Lucía Schwember, académica de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Chile; Wendy González, académica de Ingeniería Civil en Bioinformática de la Universidad de Talca; y Carolina Pavez, profesora de la USACH.

La coordinadora regional de Minería detalló que efectivamente las mujeres chilenas tienen poca participación en esta área productiva. “Sólo un 8% de los trabajadores mineros son mujeres, lo que es bajo comparado con otros países mineros como Australia o Canadá, que tienen cerca del 16 % o 20 %”, sostuvo.

SUEÑOS

Las cerca de 100 estudiantes que participaron en la actividad se mostraron muy felices de poder compartir estas experiencias. “Me gustó mucho la confianza que permite generar este tipo de encuentro con estas grandes ingenieras, me motivó e inspiró para salir adelante, ellas son empoderadas y pueden llevar su vida laboral y familiar sin problemas, fue genial”, comentó Javiera Rocco, alumna del Liceo Abate Molina.

Vania Hernández, quien estudia Ingeniería Civil Industrial, afirmó que es importante que quienes se sientan atraídas por estudiar alguna carrera del área dejen de lado los temores. “Estas son carreras donde hombres y mujeres podemos desarrollarnos de la misma forma, todos podemos si tenemos las aptitudes y el interés. Para mi haber estudiado ingeniería es algo que me apasiona y estoy feliz por poder desarrollarme en esta área, estoy segura que me irá bien y que en el futuro lograré todo lo que quiero a través de mi vocación”, precisó.

PUNTOS DE VISTA ver más