PUNTOS DE VISTA

“La reforma al sistema de pensiones tendrá un gran impacto en nuestros adultos mayores” Juan Eduardo Prieto, Seremi Desarrollo Social Región del Maule

El Presidente Sebastián Piñera firmó esta semana el proyecto de ley de reforma al sistema previsional, que busca incrementar los ingresos de los pensionados con un aumento en sus cotizaciones, beneficiando principalmente a las familias más vulnerables, a las mujeres, a la clase media, pero especialmente a los adultos mayores.

La medida fue celebrada por el seremi de Desarrollo Social, Juan Eduardo Prieto, quien hizo hincapié en que había claridad de que las pensiones actuales no cumplen con las expectativas de los chilenos y que, por lo mismo, había que hacerse cargo de la problemática.

El proyecto busca aumentar gradualmente de un 10% a un 14% de cotización mensual, con carga al empleador, dándole libertad a las personas para elegir quién administrará ese porcentaje adicional. Además, se incrementará en un 10% la Pensión Básica Solidaria, la cual puede aumentar hasta en un 50% en función a la edad de los pensionados. También se aumentará en forma inmediata en un 15% el aporte previsional solidario, el cual podrá llegar a un incremento del 70% en función de la edad del pensionado. El plan considera un esfuerzo financiero para el Estado de US$ 3.500 millones.

“Esta reforma permitirá mejorar el monto de las pensiones de las personas mayores. Todo ello complementado con un seguro solidario de dependencia para quienes no son autovalentes, además se subsidiará a los adultos mayores más vulnerables, y también apoyaremos a quienes quieran continuar con una vida laboral activa”, señaló el seremi Prieto.

El secretario agregó que si bien el proyecto de ley beneficiará a todas las personas que se encuentren cotizando, en el caso del Maule el impacto más fuerte estará en las 90 mil personas que reciben la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Adicional Clase Media y Mujeres.

ADULTOS MAYORES

El seremi Prieto puntualizó que la reforma establece un seguro para situaciones de dependencia severa que proviene de una cotización adicional de 0,2 puntos porcentuales de los trabajadores, a cargo del empleador, para financiar una pensión adicional y creciente con la edad, para aquellas personas que requieran apoyo y ayuda especial. Se estima que el número de personas en esta condición, sobre los 65 años de edad, es cercano a las 200 mil en todo el país.

Mientras que sobre el Subsidio de Dependencia, agregó que se crea para los jubilados actuales o personas que no estuvieron nunca en el sistema previsional y que estén dentro del 60% de los sectores económicos más bajos.

Además, la iniciativa para reformar el sistema de pensiones busca crear un segundo pilar solidario para beneficiar a tres grandes grupos: a todas aquellas personas que pertenezcan a la clase media; a las mujeres, que en general tienen pensiones más bajas; y se incentivará a las personas que voluntariamente quieran y puedan extender su permanencia en el mundo del trabajo.

“Se trata de un enorme esfuerzo que hace la sociedad chilena, por una causa noble, justa, urgente y necesaria, como es mejorar la calidad de vida de nuestros adultos mayores y aplicar ese principio de tratar a nuestros adultos mayores, como queremos que nos traten a nosotros mañana”, finalizó Prieto.